lunes, 31 de diciembre de 2018

EL MENSAJE DE LA UNESCO

Desde mediados de noviembre de 1945, el mensaje de la UNESCO sigue vigente, pero no es garantizado. Ese debería ser el reto del nuevo año 2019. Podríamos darnos por satisfechos con la incorporación en la vida cotidiana del Preámbulo y su artículo primero.

El Artículo 1 dice así:

"Propósitos y funciones

1. La Organización se propone contribuir a la paz y a la seguridad estrechando, mediante la educación, la ciencia y la cultura, la colaboración entre las naciones, a fin de asegurar el respeto universal a la justicia, a la ley, a los derechos humanos y a las libertades fundamentales que sin distinción de raza, sexo, idioma o religión, la Carta de las Naciones Unidas reconoce a todos los pueblos del mundo.

2. Para realizar esta finalidad, la Organización:
a) Fomentará el conocimiento y la comprensión mutuos de las naciones prestando su concurso a los órganos de información para las masas; a este fin, recomendará los acuerdos internacionales que estime convenientes para facilitar la libre circulación de las ideas por medio de la palabra y de la imagen;

b) Dará nuevo y vigoroso impulso a la educación popular y a la difusión de la cultura: Colaborando con los Estados Miembros que así lo deseen para ayudarles a desarrollar sus propias actividades educativas; Instituyendo la cooperación entre las naciones con objeto de fomentar el ideal de la igualdad de posibilidades de educación para todos, sin distinción de raza, sexo ni condición social o económica alguna; Sugiriendo métodos educativos adecuados para preparar a los niños del mundo entero a las responsabilidades del hombre libre;

c) Ayudará a la conservación, al progreso y a la difusión del saber: Velando por la conservación y la protección del patrimonio universal de libros, obras de arte y monumentos de interés histórico o científico, y recomendando a las naciones interesadas las convenciones internacionales que sean necesarias para tal fin; Alentando la cooperación entre las naciones en todas las ramas de la actividad intelectual y el intercambio internacional de representantes de la educación, de la ciencia y de la cultura, así como de publicaciones, obras de arte, material de laboratorio y cualquier documentación útil al respecto; Facilitando, mediante métodos adecuados de cooperación internacional, el acceso de todos los pueblos a lo que cada uno de ellos publique.

3. Deseosa de asegurar a sus Estados Miembros la independencia, la integridad y la fecunda diversidad de sus culturas y de sus sistemas educativos, la Organización se prohíbe toda intervención en materias que correspondan esencialmente a la jurisdicción interna de esos Estados. "

El Preámbulo no tiene desperdicio:
Los gobiernos de los Estados Partes en la presente Constitución, en nombre de sus pueblos, declaran:

Que, puesto que las guerras nacen en la mente de los hombres, es en la mente de los hombres donde deben erigirse los baluartes de la paz;

Que, en el curso de la historia, la incomprensión mutua de los pueblos ha sido motivo de desconfianza y recelo entre las naciones, y causa de que sus desacuerdos hayan degenerado en guerra con harta frecuencia;

Que la grande y terrible guerra que acaba de terminar no hubiera sido posible sin la negación de los principios democráticos de la dignidad, la igualdad y el respeto mutuo de los hombres, y sin la voluntad de sustituir tales principios, explotando los prejuicios y la ignorancia, por el dogma de la desigualdad de los hombres y de las razas;

Que la amplia difusión de la cultura y la educación de la humanidad para la justicia, la libertad y la paz son indispensables a la dignidad del hombre y constituyen un deber sagrado que todas las naciones han de cumplir con un espíritu de responsabilidad y de ayuda mutua;

Que una paz fundada exclusivamente en acuerdos políticos y económicos entre gobiernos no podría obtener el apoyo unánime, sincero y perdurable de los pueblos, y que, por consiguiente, esa paz debe basarse en la solidaridad intelectual y moral de la humanidad.

Por estas razones, los Estados Partes en la presente Constitución, persuadidos de la necesidad de asegurar a todos el pleno e igual acceso a la educación, la posibilidad de investigar libremente la verdad objetiva y el libre intercambio de ideas y de conocimientos, resuelven desarrollar e intensificar las relaciones entre sus pueblos, a fin de que éstos se comprendan mejor entre sí y adquieran un conocimiento más preciso y verdadero de sus respectivas vidas. En consecuencia, crean por la presente la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, con el fin de alcanzar gradualmente, mediante la cooperación de las naciones del mundo en las esferas de la educación, de la ciencia y de la cultura, los objetivos de paz internacional y de bienestar general de la humanidad, para el logro de los cuales se han establecido las Naciones Unidas, como proclama su Carta. "



Nota: el reforzar en negrita el final es opción propia.


¿Por qué no pasar del dicho al hecho? Ese es el gran reto que debemos plantearnos en 2019?


Mis mejores deseos de año nuevo para una renovada convivencia, con conciencia de  Comunidad Humana y de Solidaridad Internacional.


 


José Mora Galiana,


31/XII/2018













viernes, 14 de diciembre de 2018

HACIA UNA NUEVA COMUNIDAD HUMANA


        En las reuniones del grupo denominado SENATUS TRIANAE de Sevilla hemos debatido sobre un texto que comienza así: " Evitar las guerras, prevenir que las naciones fuertes opriman a las débiles, y promover el codesarrollo responsable solidario pueden considerarse tres objetivos claros en la construcción de una Nueva Comunidad Humana."
       El texto completo aparecerá en breve en el blog del grupo. La primera pregunta en nuestro contexto actual, es si desde Andalucía, desde España, y desde Europa somos capaces de caminar hacia esos tres objetivos enunciados.  ¿Para qué? Para colaborar en el fortalecimiento de unas relaciones pacíficas y de eficaz cooperación entre todos los pueblos de la Tierra, supuesto que seamos fuertes desde nuestro Estado Social y Democrático de Derecho.

         Hoy, en España, conviene subrayar los denominados valores superiores de la Constitución Española (del 6 de diciembre de 1978), es decir: la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político, añadiendo, en estos momentos, el sentido de la interculturalidad y la defensa de la dignidad de toda persona humana, así como la exigencia de conservar un medio ambiente adecuado para el desarrollo armónico de nuestra Casa Común que es el planeta Tierra.

         ¿Estamos en condiciones de transmitir fortaleza y esperanza? Tal vez, .... Pero ¿cómo lograr que no se acumule en manos de pocos el poder, el dinero y los medios de comunicación? ¿Acaso no son los seres humanos naturalmente competitivos, codiciosos y, en mayor o menor grado, aguerridos?
          Tal vez podamos tomar conciencia de que las guerras son más destructivas que rentables, y que es preferible la cooperación internacional al sometimiento, el dominio y la esclavitud o la exclusión de las comunidades más débiles y necesitadas. En ello, es clave la Educación y la Ética.
         Necesitamos, sin duda, conjugar justicia distributiva, desarrollo solidario, libertad e igualdad, enriquecidos con la reivindicación del bienestar y un mayor “goce de vivir”. Pero para ello, debería hacerse realidad una nueva manera de abordar compromisos constructivos más allá de mentalidades ancladas en el pasado ideológicamente cerrado o partidista. 

         España podría desplegar, por medio de su lengua y su cultura, toda una labor diplomática mundial en pro de las relaciones internacionales solidarias. Pero la vieja escuela diplomática no parece muy creativa en este sentido. 

         En vez de estar continuamente guerreando, incluso entre nosotros -al modo catalán en estos momentos- tal vez convenga retomar ad intra el artículo 9,2 de la Constitución Española: Corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas; remover los obstáculos que impiden o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social.

         Ad extra, nuestro Preámbulo Constitucional es muy claro: establecida una sociedad democrática avanzada, hay que colaborar en el fortalecimiento de unas relaciones pacíficas y de eficaz cooperación entre todos los pueblos de la Tierra.

miércoles, 5 de diciembre de 2018

CONSTITUCIÓN, CONVIVENCIA Y VALORES SUPERIORES


–Talleres prácticos-

Con un amigo y colega en múltiples tareas, justo el día D, posterior a las elecciones andaluzas, hemos diseñado lo que puede servir para realizar una serie de talleres. Nos parece que es un modo de recordar y actualizar lo que fue el tránsito de la Dictadura a la Democracia y nuestro fortalecimiento ciudadano en el seno de la Unión Europea, Unión un tanto debilitada y más económica que social y política –desde sus inicios-.
Invitamos, pues, a una serie de actividades que programamos a continuación, del modo siguiente:
  •  DIBUJAR la propia mano de la Justicia y los dedos de la dignidad, libertad, igualdad, solidaridad y ciudadanía, valores comunes de la UE
  • PREÁMBULO de la Constitución Española , y Título PRELIMINAR sobre Valores Superiores: la Libertad, la Justicia, la Igualdad, y el Pluralismo Político
  • I.- De los derechos y deberes ;  II.- La Jefatura del Estado; III.- Las Cortes Generales;  IV.- Del Gobierno y de la Administración; V.- Las relaciones entre el Gobierno y las Cortes Generales;
  • VI.- Del Poder Judicial; VII.- Economía y Hacienda; VIII.- De la Organización Territorial del Estado; IX.- Del Tribunal Constitucional; X.- De la reforma constitucional
  • CONCLUSIONES: Actualizar y consolidar el Estado Social y Democrático de Derecho, garantizar la convivencia en libertad, y fortalecer el desarrollo y la paz.
                    Los talleres podrían sistematizarse por partes:
    APROXIMACIÓN A LOS TEMAS CLAVE

  • Actualización de valores, finales 2018.
  • Contextos diferentes de ayer (1975-1978) y de hoy.
  • Dibujar la propia mano de la Justicia y los dedos de la dignidad, libertad, igualdad, solidaridad y ciudadanía (Ver la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, año 2000).
  • PREÁMBULO de la Constitución Española, y Título PRELIMINAR sobre Valores Superiores: la Libertad, la Justicia, la Igualdad, y el Pluralismo Político. ¿Se conocen?
  • Ver el PREÁMBULO. Voluntad de: garantizar la convivencia, consolidar un Estado de Derecho, proteger a la ciudadanía y los pueblos de España, promover el progreso cultural y económico, colaborar en las relaciones pacíficas y en cooperación internacional.
  • Leer el TÍTULO PRELIMINAR: Valores superiores (art. 1) y exigencias constitucionales (art. 9, 1-3) de promover condiciones favorables para la mejor convivencia posible.
    I.- TÍTULO PRIMERO DE LA CONSTITUCIÓN: De los Derechos y Deberes Fundamentales

  • Capítulo Primero: De los españoles y extranjeros
  • Capítulo II: Derechos y Libertades:
  • a) derechos fundamentales y libertades públicas;
  • b) derechos y deberes de la ciudadanía.
  • Capítulo III: De los principios rectores de la política social y económica
  • Capítulo IV: de las Garantías de libertades y derechos fundamentales
  • Capítulo V: De la suspensión de los derechos y libertades
  • NOTA: Muy importante el trabajo en grupos y la puesta en común (arts. 10, que empieza con la dignidad de toda persona, hasta el art. 55).
    II.- SEPARACIÓN DE PODERES

  • Título II.- De La Corona (art. 56, El Jefe del Estado)
  • Título III.- De Las Cortes Generales: a) Cámaras; b) elaboración de las Leyes; c) De los Tratados Internacionales.
  • Título IV.- Del Gobierno y de la Administración
  • Título V.- De las relaciones entre el Gobierno y las Cortes Generales
  • Título VI.- Del Poder Judicial (ver artículos 117 y 122).
    III.- ECONOMÍA, ORGANIZACIÓN TERRITORIAL Y GARANTÍAS

  • Título VII.- Economía y Hacienda (ver arts. 128 y 135 especialmente)
  •  Título VIII.- De la Organización Territorial del Estado: a) Principios generales; b) De la Administración Local; c) Las Comunidades Autónomas. Ver art. 155…
  • Título IX.- Del Tribunal Constitucional
  • Título X.- De la reforma constitucional
    IV.- OBJETIVOS CONSTITUCIONALES

  • Actualizar y consolidar el Estado Social y Democrático de Derecho
  • Garantizar la convivencia en libertad
  • Fortalecer el desarrollo y la paz
  • Colaborar en la eficaz cooperación entre todos los pueblos de la Tierra.
    NOTA: INCENTIVAR LA ALTURA DE MIRAS Y LA MIRADA HACIA LA CASA COMÚN DE LA GRAN COMUNIDAD HUMANA.
    V.- DE LA REALIDAD A LA REALIDAD. LA MIRADA CONCRETA

  • La experiencia directa de la realidad, ha hecho que, partiendo del fenómeno migratorio, se vuelva la mirada al momento actual, complejo y cambiante, especialmente desde Andalucía.
  • Se plantea como nuevo valor superior la interculturalidad. Pero… ¿Se asume?
  • Bastaría conocer el Primer y Segundo Plan Integral para la Inmigración en Andalucía, para darse cuenta de la importancia del fenómeno migratorio. ¿Se logra realmente una efectiva  interculturalidad positiva?
    VI.- PREGUNTAS Y CONCLUSIONES

  • 1ª Indicar los valores comunes de la UE. Subrayar su importancia.
  • 2ª Enumerar los valores superiores de la Constitución Española. ¿Convendría añadir alguno actualmente?
  • 3ª ¿Por qué fomentar la interculturalidad, desde Andalucía?
  • Razonar las respuestas. ¿Qué conclusiones propias formulamos?
     
                José Mora Galiana (PHD), y
               profesor Álvaro Rodríguez Camacho
                                     03, Diciembre de 2018

miércoles, 28 de noviembre de 2018

ISRAEL, AMOR Y ESPERANZA


         ISRAEL, AMOR Y ESPERANZA

Ese eres, Israel:

Amor y esperanza de vida,

De vida plena

Y eterna

En permanente lucha

Con quien vivimos,

Existimos y nos movemos

En un horizonte lejano,

Pero próximo, aquí mismo.

*

Ese eres, Israel:

Con tu familia

En Madrid y en el pueblo,

Con salud

Y enfermedades

Viendo nacer a los hermanos

Daniel y Clara

Siempre con fe, y la esperanza comunitaria

De los padres y las abuelas,

Amigos franciscanos

*

¡Israel!, ese sigues siendo

Entre todos nosotros,

¡Un deportista nato!

Un horizonte de la inmensa vida,

Hoy y mañana;

Vida sencilla

Como un pájaro que vuela,

Como rosa abierta,

Como amor permanente

Luchando con la muerte.

*

Israel, ¡Gracias por tu vida!


                                         Asun Sánchez
                                        y José Mora,
                                      SE, 27/XI/18
NOTA: ISRAEL, hijo de los amigos Loli y Alfonso, nació el 14 de marzo de 1979, a las 9:30´de la mañana, en Madrid, y falleció en Cehegín (Murcia) a mediados de julio 2018. El poema brota leyendo el diario de su padre

viernes, 16 de noviembre de 2018

NECESARIA PROYECCIÓN SOCIAL DE LA UNIVERSIDAD

              Hoy, 16 de noviembre, no podemos sino recordar a las personas asesinadas en la UCA de San Salvador, El Salvador, cuyo rector de dicha Universidad era Ignacio Ellacuría.


           Se denomina por el nombre genérico "mártires de la UCA" a ocho personas que fueron asesinadas el 16 de noviembre de 1989, en la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas, ubicada en la ciudad de San Salvador (ver Wikipedia).
            Las personas asesinadas fueron:            
  • Ignacio Ellacuría S. J., español, rector de la universidad
  • Ignacio Martín-Baró S. J., español, vicerrector académico
  • Segundo Montes S. J., español, director del Instituto de Derechos Humanos de la UCA
  • Juan Ramón Moreno S. J., español, director de la biblioteca de Teología
  • Amando López S. J., español, profesor de Filosofía
  • Joaquín López y López S. J., salvadoreño, fundador de la universidad y estrecho colaborador
  • Elba Ramos, salvadoreña, empleada doméstica
  • Celina Ramos, salvadoreña, empleada doméstica.
  •           ¿Por qué los mataron?
              Porque eran semillero de transformación social frente a la injusticia estructural establecida. ¿Por qué debemos actualizar sus vidas de entrega, compromiso y servicio? Porque hemos de seguir explorando y haciendo realidad los caminos de la libertad, de la liberación y del Bienestar de toda la Comunidad Humana, estemos donde estemos.

                Desde la realidad centroamericana, en un contexto histórico concreto de dos décadas -hasta finales de 1989-, Ignacio Ellacuría y su equipo universitario proyecto un compromiso de transformación social, frente a la injusticia estructural, con el fin de lograr una nueva cultura, la cultura del trabajo y de la solidaridad de las mayorías populares como alternativa a la civilización del capital, el dominio y el poder de unos pocos. Por eso los mataron.
                Hoy seguimos sintiendo una necesidad vital, racional e histórica de una Nueva Civilización, de un Nuevo Pacto Social, que se concrete en la vida cotidiana, en el respeto a la dignidad humana y en un nuevo proceso mundial en el que, no unos pocos sino todas las comunidades, y la gran Comunidad Humana, sean el sujeto de la historia, el motor de la historia.
                Como ya dijera Bertrand Russell en su crítica a "caudillos y secuaces": "No hay esperanza para el mundo mientras el poder no sea domeñado y puesto al servicio, no de este o de aquel grupo de tiranos fanáticos, sino de toda la raza humana, blanca, amarilla y negra, fascista, comunista y demócrata, pues la ciencia ha hecho inevitable que todos vivan o que todos mueran".
                Por eso, quizás, sea hoy el día apropiado para reflexionar sobre la necesaria proyección social de la Universidad, un tanto aletargada, críptica y oscura. Pues ahora, más que en otros momentos incluso, necesitamos de su proyección social, de su luz y de su compromiso más universal en la praxis, capaz de conjugar inteligencia y sentido del diálogo transformador y liberador. 
             
             

    domingo, 11 de noviembre de 2018

    NUNCA MÁS A LAS GUERRAS - UNA CLARA INVITACIÓN A LA PAZ-



                La celebración matinal del 11 de noviembre de este año 2018, en Francia, del primer centenario del fin de la primera guerra mundial es una clara invitación otoñal para acallar de forma permanente el ruido y estruendo de la violencia, las bombas, los obuses, y las guerras, fruto del desmesurado afán de poder y dominio de unas personas y comunidades sobre otras.


    Merkel y Macron


    FUENTE:

    La cercanía de Merkel y Macron, una imagen que simboliza la paz en Europa. Francia - Últimas noticias de Francia en 20minutos.es https://www.20minutos.es/minuteca/francia/




                Cooperación internacional, amistad e intercambio de los Estados conforme a Derecho, solidaridad efectiva y defensa del conjunto de la Comunidad Humana y su Casa Común, la Madre Tierra, son elementos de una renovada utopía frente a la realidad distópica, contradictoria, desigual, lacerante y violenta que a menudo amenaza incluso proyectos modernos y sociedades actuales de democracia participativa, unidad federal y confederal, inspirada en derechos fundamentales que se derivan de la Carta Universal de Derechos Humanos de 1948, necesitados de actualización, ampliación y garantías efectivas, con el fin de lograr una mejor convivencia comunitaria, política, económica e intercultural o transcultural.

                La Ciencia, la Política, y también la Filosofía y la Ética, nos sitúan ante un Mundo Nuevo, que postula la posibilidad de lograr el Bien Común de la Humanidad, frente a la situación de crisis multidimensional: sistémica, financiera, económica, alimentaria, energética, climática, y de valores –como vendría a decir hace algunos años el pensador comprometido François Houtart, cuestionando las bases de la sociedad existente-: “La resistencia a la injusticia es un derecho y un deber de todo pueblo y de toda persona humana."
                Como concluyera Kant en su invitación a La paz perpetua, “toda política debe doblar su rodilla ante el Derecho, y puede albergar la esperanza de llegar, aunque sea lentamente, a un estado en el que la política brillará con firmeza”.

                El Derecho, como realidad objetiva que traza el Bien Común de la Humanidad, y el respeto a la dignidad de todas las personas humanas, debe cumplirse de manera inviolable, por muy grandes sacrificios que le cueste al poder gobernante. Por eso, hoy, el poder gobernante de Francia, en la persona de Enmanuel Macron, y de Alemania, en la persona de Angela Merkel, han dado un claro ejemplo a seguir por todos los poderes fácticos del Mundo Global.











    domingo, 14 de octubre de 2018

    FE COMPROMETIDA DE MONSEÑOR ROMERO

     
          Encontrarse con Monseñor Romero implica encontrarse con un profeta y mártir que sigue vivo entre su pueblo por su insobornable trabajo de justicia, de paz, y de liberación y salvación salvadoreña. Encontrarse ante su fe es encontrarse con un hombre bueno y mártir cuyas huellas remiten al peregrinar de Jesús, como imagen de Dios encarnado en la Historia.


         Monseñor Romero -nos recordó Jon Sobrino a finales del siglo XX-, fue un conservador que, como escribió el cardenal Carlo Martini, arzobispo de Milan, “fue educado por su pueblo”, cambió su visión de la realidad salvadoreña indignado por los asesinatos y la represión de los pobres por parte de la dictadura militar. Por eso, quizás, en la eucaristía que se tuvo en la UCA tres días después del asesinato de Monseñor, el entonces rector de la UCA, que luchó por la necesaria reforma agraria en favor de la igualdad y de la paz,  dijo en la homilía que "con monseñor Romero Dios pasó por el Salvador."
    "Numerosas personas han participado en la noche de este sábado en las actividades previas a la canonización de monseñor Romero en San Salvador.  


         Cuando, tras la mañana del 16 de noviembre de 1989 se produjeran nuevos asesinatos, ahora en la misma residencia de los jesuitas de la UCA, José Ellacuría, hermano de Ignacio, diría con sabiduría oriental, en el recuerdo de los mártires: "no eran dioses, eran las huellas de Dios".
        
           Eran, sin duda, personas que habían vivido en sí mismas la interpelación de los pueblos pobres, con acento dramático, hacia los pueblos opulentos. El impulso de la propia realidad venía ya indicado certeramente por aquel papa bueno, Juan XXIII, que se abrió al mundo por medio del Concilio Vaticano II, en la Constitución Gaudium et Spes, y que tendría una sensible continuidad serena pero firme en la Carta-Enciclica Popuplorum Progressio, que Pablo VI anunció el domingo de resurrección de 1967. Por eso es especialmente significativo la unión en santidad de Pablo VI y Monseñor Romero -quien contó con el respaldo de Pablo VI en todo momento, y a pesar de sus detractores-.
           Trece años después del asesinato de Monseñor Romero por un tiro en su corazón, María Lopez Vigil, el 24 de marzo de 1993, no pudo sino escribir en Piezas para un retrato (UCA editores), testimonios vitales  de más de doscientas personas sobre el hombre más universal de los salvadoreños.
           Monseñor Romero y los mártires de la UCA fueron, como multitud de campesinas y campesinos, víctimas de la injusticia estructural nefasta y del odio de los potentados y opulentos hacia las personas pobres. ¿Por qué? Porque prestaron su voz a quienes no tenían posibilidad de levantar la voz frente a las injusticias y las desigualdades lacerantes.
           Por todo ello, como se comentara en tiempos de la Populorum Progressio, hay que tomar conciencia de que la cuestión social es un tema global, que toda comunidad está llamada a un desarrollo integral, y que no se trata en absoluto de incrementar todavía más la riqueza de los ricos y la potencia de los fuertes, sino de fomentar la solidaridad efectiva para no acentuar de ningún modo la miseria de los pobres y oprimidos.
           Monseñor Romero es, pues, una invitación de amor efectivo para que toda comunidad pueda alcanzar un desarrollo integral solidario, más allá del simple desarrollo económico capitalista.