viernes, 30 de abril de 2021

PRO "OJETIVOS DE DESARROLLO SOSTENIBLE", DESDE ANDALUCÍA.

Mirando hacia el futuro, desde este año 2021, en las relaciones entre crecimiento económico y progreso integral o desarrollo social y modernización, convendría tener en cuenta lo que se ha denominado los “Objetivos de Desarrollo Sostenible”, que son:

  1. Fin de la pobreza

  2. Hambre cero

  3. Salud y Bienestar

  4. Educación de Calidad

  5. Igualdad de Género

  6. Agua limpia y Saneamiento

  7. Energía Asequible y No Contaminante

  8. Trabajo Decente y Crecimiento Económico

  9. Industria, Innovación e Infraestructuras

  10.  Reducción de las desigualdades

  11.  Ciudades y Comunidades Sostenibles

  12.  Producción y Consumo Responsable

  13.  Acción Por El Clima

  14.  Vida submarina

  15.  Vida de Ecosistemas terrestres

  16.  Paz, Justicia, e Instituciones Sólidas

  17.  Alianzas para lograr los Objetivos

 

         Desde el año 2000, el fin de la pobreza es un permanente desafío. De ahí que sea considerada como práctica ineludible la opción política de un sistema universal de Salud Pública y el acceso universal a una Educación de Calidad. Acabar con el hambre implica incrementar el rendimiento agrícola así como los ingresos de los pequeños productores. Salud y bienestar exigen capacidad de combatir efectivamente enfermedades (cardiovasculares, cáncer…), accidentes e  infecciones por distintos causas o tipos de virus.

        

         Hambre y malnutrición son graves obstáculos para el desarrollo sostenible.

         Educación de calidad implica, al menos,   que todas las niñas y los niños completen la enseñanza primaria y secundaria, lo que lleva necesariamente a promover la igualdad y empoderamiento de las mujeres. Salud, Educación y Servicios Sociales son prestaciones básicas para una economía saludable en un Estado de Bienestar.

         Además, es urgente “proteger y restablecer los ecosistemas relacionados con el agua: bosques, montañas, humedales, ríos, acuíferos y lagos.” También se requiere incrementar la energía procedente de fuentes renovables (que en la media de la UE está en el 18,9%), así como promover un entorno de trabajo sin riesgos y combatir los empleos precarios.

         Industrias, Innovación e Infraestructuras, objetivo 9 del Desarrollo Sostenible, exigen planificación, financiación y sentido territorial de comunicaciones, desde la solidaridad. Sin avanzar en este objetivo no es posible alcanzar el punto 10 de reducción de las desigualdades territoriales.

         En las ciudades es de suma importancia el acceso universal a zonas verdes y espacios inclusivos en las distintas barriadas, así como la reducción de emisiones contaminantes y el control de plásticos y basuras, para hacer agradable y sostenible la vida de las comunidades. El consumismo raya a menudo lo irresponsable. El desperdicio alimentario es un despilfarro y, sin embargo, en los análisis globales al uso, se suele afirmar que un tercio de los alimentos que producimos se desecha. De ahí la importancia de comprar en los establecimientos de proximidad, lo que ayuda a consolidar la economía local más socializada.

         Ante el cambio climático, cooperación: no se puede luchar en solitario. Favorecer el transporte público, minimizar el uso del coche y usar la bicicleta o andar es ideal para avanzar en calidad de vida.

         La vida submarina es también igual de importante que la conservación de los ecosistemas montañosos. Ambos objetivos son prioritarios en esta década.

         Finalmente, garantizar la transparencia, el acceso a la información y proteger las libertades fundamentales, además de fomentar el civismo y la ética, son requisitos imprescindibles para vivir conforme a los objetivos de la paz y del buen gobierno político, frente a sistemas de corrupción e injusticias estructurales.

         La tecnología y sus avances no deben sino estar al servicio de lograr los objetivos de un desarrollo sostenible, social e inclusivo, tanto en lo local, como en lo comunitario y en lo global.

        

        

         José Mora Galiana,

29/04/2021

Notas de referencia: National Geographic, AGENDA 2021, "UN MUNDO MEJOR Y MÁS SOSTENIBLE" o https://es.m.wikipedia.org/wiki/Objetivos_de_Desarrollo_Sostenible

sábado, 10 de abril de 2021

SOBRE DOÑANA. PASEOS POR EL TIEMPO Y SUS PAISAJES

Amigos desde el curso de 1971/72, Juan Francisco Ojeda Rivera, catedrático jubilado de Geografía de la Universidad Pablo de Olavide y secretario ejecutivo de la Asociación IESMALÁ (Instituto de Estudios Sociales del Mediterráneo, África y Latinoamérica), me ha hecho llegar los enlaces para ver la serie de programas televisivos Paseos por el tiempo y sus paisajes, que responde a una idea original suya de pedagogía, intercambiando investigación, docencia y proyección social. Copio tal cual lo que me remite, con su deseo de difusión para el conocimiento, diálogo y sensibilización en vistas a “un mundo mejor y más sostenible”.

PASEOS POR EL TIEMPO Y SUS PAISAJES (SERIE TELEVISIVA EN TELEDOÑANA) La serie de programas televisivos Paseos por el tiempo y sus paisajes, responde a una idea personal, coherente con la investigación y la docencia en análisis geográfico durante cuarenta años en las Universidades Públicas de Sevilla (US y UPO) y la exigencia universitaria de proyección y compromiso social. Dicha serie parte de las siguientes premisas, objetivos, metodología y programación, que llevan a unos resultados concretos, cuyos enlaces se ofrecen de forma abierta a cuantas personas pueda interesarle el tema.

• Premisas: Esta serie está conformada por unos programas de carácter educativo, que huyen de lo doctrinal y lo magistral, aunque muestren una reflexión moral sobre las realidades paisajísticas que se presentan. Su primera intención es la de ayudar a ir descubriendo paisajes propios de nuestro mundo cultural mediterráneo, como fenómenos complejos, en los que se mezclan caracteres físico-naturales con procesos históricos y discursos culturales. Para suscitar tales descubrimientos se intenta llegar a los núcleos de sentido o significado de los paisajes reconocidos como síntesis comprensivas y comprensibles de fenómenos y realidades complejas

  • Objetivos: Mostrar cómo se puede disfrutar compartiendo generosa y gratuitamente el aprendizaje mutuo y procurando divulgar el riguroso conocimiento que surge de miradas diversas a unas mismas realidades. Tales aprendizajes compartidos y divulgadores, ayudarán a los televidentes a ir descubriendo la diversidad y la mezcla o el hibridismo como ricas realidades cotidianas expresadas en los paisajes. Y aquellos reconocimientos y valoraciones del hibridismo paisajístico –sustancial en nuestro mezclado mundo cultural mediterráneo- irán propiciando los reconocimientos y valoraciones de los otros y promoviendo el diálogo transcultural como riqueza intrínseca de lo fronterizo o ecotonal, con sus solapamientos históricos y sus franjas de encuentro entre culturas diversas. También se procurará proporcionar y facilitar lecturas y aportaciones creativas desde las artes plásticas, que permitan seguir aprendiendo con el disfrute y la valoración de los propios paisajes.

  • Metodología: Desde el desarrollo de tres planos de análisis de la realidad: el físico-natural, el histórico territorial y el cultural, se intenta ir categorizando lo complejo mediante unas miradas poliédricas y transdisciplinares, que se muevan en los intersticios de diferentes disciplinas y produzcan emergencias atractivas y sorpresivas de los paisajes cotidianos. Dichas emergencias detectarán y subrayarán los “hibridismos” en lo geográfico y en lo poblacional –la riqueza de lo híbrido en Doñana o la potencia enriquecedora del fenómeno inmigratorio actual- rompiendo con los tópicos que consagran la exclusiva virtualidad de lo puro y lo virginal. Tras reconocer el propio anclaje, es imprescindible mostrar su carácter modélico y no excepcional, mediante paralelismos con Andalucía, España, nuestros países vecinos del norte y del sur y todo el resto del mundo: No somos excepcionales, respondemos a un modelo repetido y reconocible, que puede concretarse –por ejemplo- en los cinco mediterráneos mundiales.

• Programación: Los cuatro primero programas de la serie se dedican a reconocer y valorar los propios paisajes, descubriendo sus fundamentos, de manera que presentamos cuatro ámbitos paisajísticos de Doñana y su entorno inmediato, invitando en cada caso a especialistas en las distintas materias: 1. La Madre y El Rocío, como “zaguán” de Doñana. Mónica Aguilar, climatóloga de la Universidad de Sevilla explicará el significado meteorológico del “rocío” y nos permitirá reconocer otros significados de los paisajes rocieros. 2. El Abalario como “Nuestro desconocido”. La base del programa es la tesis doctoral de Águeda Villa y contaremos con las aportaciones especiales de Antonio Rodríguez Ramírez, geólogo de la Univ. de Huelva y Carmen Andreu o Daniel Bilbao, pintores de la Univ. de Sevilla. La novela de Juan Villa “Crónica de las arenas” nos dará las claves culturales del ámbito 3. El litoral como “Frontera de mar-tierra”. Antonio Rodríguez Ramírez explicará la evolución geológica y las formas de la costa del Golfo de Cádiz y Pablo García Murillo (botánico) destacará las adaptaciones vegetativas a la maresía (viento, sal y yodo). Juan Campos (arqueólogo de la Univ. de Huelva) y Juan F. Ojeda (geógrafo e historiador de la UPO) mostrarán los hitos de la historia del litoral. Y el discurso cultural se basará en la construcción del mito tartésico (Juan M. Campos) y en tres novelas contemporáneas (Juan Villa) 4. La Marisma y la Vera como “Fuente y cinta de vida en Doñana”. Hato Villa, Martinazo, Puntal, Sopetón y Retuerta. El Palacio como gozne cultural (miradas diversas). Diálogo con guardas. “Voces de la Vera” de Juan Villa. • Resultados Las especiales circunstancias de la actual pandemia han condicionado el desarrollo del proyecto y sus tareas de campo y de montaje, de manera que todavía está pendiente de grabar y montar el cuarto programa. Pero ya se han culminado y emitido por TeleDoñana los tres primeros programas, cuyos enlaces a los respectivos vídeos son los siguientes:

• PROGRAMA 1: EL ROCÍO-LA MADRE

1. Introducción y medio físico

2. Historia y territorio

3. Cultura y paisajes

• PROGRAMA 2: EL ABALARIO

1. Medio físico

2. Historia y territorio

3. Cultura y creación

4. Paisajes concretos

• PROGRAMA 3: EL LITORAL

1. Medio Físico

2. Historia y Territorio

3. Cultura y creación

4. Paisajes


Juan Francisco Ojeda Rivera, Catedrático jubilado de Geografía de la Universidad Pablo de Olavide y secretario ejecutivo de la Asociación IESMALA (Instituto de Estudios Sociales del Mediterráneo, África y Latinoamérica)

domingo, 21 de marzo de 2021

SUEÑOS Y DESEOS DE PRIMAVERA

La senda del "bien être", es un sueño para descubrir: lo relativo de la vida, lo positivo, una voluntad educada, sentires y razones cordiales, coherencia y realismo; amor a las personas, el sabor de lo cotidiano, valorar lo que uno tiene, la equidad y la justicia, y el ser conforme a sí mismo. Los deseos de Primavera, son los siguientes: cambiar y ser consciente, observar y percibir, espiritualmente, caminar con paz, permanecer en el presente, escuchar el canto de los pájaros, mirar y ver la Tierra, el sol y las estrellas; y escuchar el murmullo,... de los arroyos.

lunes, 8 de marzo de 2021

POR LA IGUALDAD EFECTIVA ENTRE MUJERES Y HOMBRES

 

         En este 8 de marzo de 2021, en la celebración del Día Internacional de las Mujeres – condicionado todavía  por la pandemia del extraño Covid 19 –, hay que seguir afirmando el camino emprendido hacia la dignidad y la igualdad efectiva entre mujeres y hombres, pues somos en definitiva animales humanos necesitados de liberación en el seno de la Comunidad Humana.

         De hecho, aunque sean importantes algunos logros alcanzados, siguen siendo muchos los retos a los que nos enfrentamos culturalmente, tanto en ámbitos civiles como religiosos, en la sociedad y sus comunidades, e incluso en ámbitos institucionales y económicos,  tanto públicos como privados. En este sentido, desde el Estado y sus distintos poderes (parlamentario, ejecutivo, y judicial) hay que seguir subrayando que todas las personas humanas nacemos libres e iguales en dignidad y derechos; y como personas dotadas de razón y de conciencia debemos comportarnos fraternalmente, sin discriminación alguna.

         Hoy es un gran día para asumir un mensaje de proyección social universitaria: todas las personas  tenemos la obligación moral de contribuir a la creación de condiciones y oportunidades para la participación económica, social, política y cultural de las mujeres en igualdad. Este reto, qué duda cabe, debería ser asumido efectiva y realmente por las denominadas religiones abrahámicas si de verdad se quiere avanzar en la defensa de los derechos humanos y en el diálogo entre las distintas religiones, con la sociedad y con el mundo presente.

         Formar parte de este proceso transformador de las relaciones de género en la vida de nuestras instituciones y de nuestra sociedad es un reto para el día de hoy, para el mañana y para esta nueva época histórica que nos toca vivir.

         “Pro igualdad efectiva entre mujeres y hombres” defendemos la exigencia práctico-práctica de la dignidad de toda persona humana, así como asumir el  reto de avanzar en los compromisos que lleven por la senda en la que todas y todos aportemos valores y acciones para  la construcción de una sociedad igualitaria e inclusiva más justa.

         Dicha sociedad debe y deberá garantizar los derechos que nos son inherentes y derechos que son fundamentales para una vida digna. Tal  sociedad, hoy y mañana, debe combatir cualquier tipo de discriminación; ha de fomentar: a) el libre desarrollo de la  personalidad humana y sus distintas capacidades, b) el respeto mutuo y c)  la participación activa de todas las personas en el diálogo, la paz social y la solidaridad.

         En nuestro caminar, son demasiados los prejuicios y condicionamientos culturales, religiosos, económicos, sociales y políticos que llevamos como carga pesada de antaño. Mirando lo que deba ser la realidad histórica del mañana, necesitamos de un dinámico proceso de liberación personal y de su correspondiente transformación social en pro de la conjunción entre la igualdad y la libertad, desde un renovado sentido de solidaridad en el seno de la Comunidad Humana.

sábado, 13 de febrero de 2021

HACIA UNA PRAXIS LIBERADORA, DESDE PERSPECTIVAS INTRAMUNDANAS

         En la primera semana del febrero loco del presente año 2021, recibí las aportaciones valiosas de Federico Mayor Zaragoza – sobre la necesaria solidaridad de todos los pueblos frente a las injusticias estructurales -, de Juan José Tamayo –alertando sobre la nueva presencia del fascismo -, y de Benjamín Forcano – sobre la exigencia de hacer real la democracia desde el pueblo, sujeto soberano del poder político - . Sus perspectivas y reflexiones vienen a mostrar que la realidad histórica, objeto de la Filosofía, es “realidad abierta e innovadora por antonomasia”- como  dijera en tiempos Ignacio Ellacuría- .

         Veamos:

         Primero, con Joe Biden en la Casa Blanca, hay una renovada esperanza por la que se retoma el cambio que representó Obama, así como la posibilidad de hacer realidad el sueño de Luther King. El reto actual es el multilateralismo democrático frente a la carrera de armamentos y sus excesivas inversiones diarias, las desigualdades en el mundo global y las injusticias estructurales. Se apuesta, en consecuencia, por la reforma (o la refundación, diría yo) de Naciones Unidas. Las soluciones para transformar en positivo el momento histórico estarían en la democracia, tanto en el ámbito local como en lo global, en pro de todos los pueblos con el fin de escribir todos juntos lo que está por hacer: la liberación y la solidaridad de toda la Comunidad Humana.

         Segundo, con el resurgir de los fascismos, ya el científico de los social Boaventura de Sousa Santos distinguía el fascismo social y el político. En lo social, tenemos el peso del patriarcado y la violencia contra las mujeres, las injustas condiciones laborales y las situaciones de la juventud en zonas periféricas, a lo que Tamayo añade el “sistema prostitucional” que convierte a las mujeres en objetos sexuales de uso y abuso y que llega al feminicidio como la máxima expresión del odio a la vida de las mujeres. En lo político, el fascismo se traduce en un régimen político dictatorial y patriarcal con sentido nacionalista excluyente y xenófobo y con una praxis económica propia  del neoliberalismo depredador de la Naturaleza que antepone el interés individual al Bien Común, deteriorando así el modelo democrático. Volvemos a las andadas del capitalismo salvaje. La Historia se repite reproduciendo lo ya hecho en vez de construir lo que queda por hacer. El riesgo es muy claro: reproducir los aspectos más deshumanizadores  y, a la vez, depredadores de la Naturaleza.

 

         Tercero, la crítica del libre mercado como regla suprema y del neoliberalismo cínico en su afán de “deconstruir” las políticas sociales del Estado de Bienestar lleva a postular necesariamente la realidad humana de la fraternidad y la democracia participativa-económica, conforme a la Declaración Universal de los derechos humanos, así como a postular el sentido garantista de la dignidad humana y de los derechos fundamentales como base y meta de toda política. Pues, como se establece en la Constitución Española de 1978, en el Título VII, “Toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al Interés General” (art. 128, 1.). En consecuencia, hacer real la democracia, implica que sea el pueblo el sujeto soberano del poder político, “vacuna contra el virus – de ayer y de hoy – que nunca muere. Pero, en verdad queda por hacer realidad, tras estos tiempos de pandemia mundial y coronavirus locales, una praxis social y política servidora y liberadora del pueblo.

        Concluyendo: 

         Una democracia, un multilateralismo, sin solidaridad efectiva y eficiente que no garantice la vida en plenitud del pueblo, y de todos los pueblos de la Comunidad Humana, quedara siempre como insuficiente. La fraternidad universal es clave en estos momentos históricos de transformación real. Por eso, tal vez, convenga recordar lo establecido en la Constitución Española en el artículo 1, 2.: "La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado". Esa soberanía nacional se comprometió formalmente en a) "establecer una sociedad democrática avanzada" , y b) "colaborar en el fortalecimiento de unas relaciones pacíficas y de eficaz cooperación entre todos los pueblos de la Tierra". Respeto, pues, a la voz de los pueblos y solidaridad internacional. 

viernes, 15 de enero de 2021

MARTHIN LUTHER KING REFERENTE DE ACTUALIDAD

   En el aniversario de Martin Luther King, nacido el 15 de enero de 1929 en Atlanta, Georgia y que falleció sin conocer lo que significó el mayo europeo de 1968, dio a luz un libro en 1963 titulado La fuerza de amar,  que nos invita a ser inconformistas transformados.    

  En el prefacio del libro el propio autor resalta dos aspectos importantes: el contexto de su época, que sigue siendo actual, y además un deseo que puede cumplirse en nosotros como lectores: A) “En estos días de revueltas e incertidumbre, los genios malignos de la guerra y de la injusticia económica y racial amenazan incluso la supervivencia de la raza humana. Vivimos un momento de aguda crisis.” B) “Ofrezco estos parlamentos con la  esperanza de que estas palabras impresas puedan constituir un mensaje de vida para los lectores.” 

         En los momentos que vivimos, tal vez interesen  especialmente los siguientes capítulos que paso a señalar:

  1. El capítulo 2: Inconformista transformado

  2. El capítulo 4: El amor en acción

  3. El capítulo 8: La muerte del mal a la orilla del mar

  4. El capítulo 9: Las tres dimensiones de una vida completa

  5. El capítulo 11: ¿Qué es el hombre?

  6. El capítulo 17: Peregrinación a la no-violencia

    No obstante, vamos a centrarnos tan sólo en el capítulo 2, sobre el “Inconformista transformado”, entresacando lo siguiente:

     a)“Thomas Jefferson escribió: «He jurado ante el altar de Dios hostilidad eterna contra cualquier forma de tiranía del espíritu» Para el conformista y los modeladores de la mentalidad conformista, esto parecerá seguramente una doctrina peligrosa y muy radical. ¿Hemos permitido que la luz del pensamiento independiente y del ndividualismo se haya hecho tan tenue que si Jefferson escribiera y viviera según estas palabras sería perseguido y juzgado? Si los americanos permiten que continúe existiendo el control del pensamiento, de los negocios y de la libertad, seguramente acabaremos moviéndonos entre las sombras del fascismo.”

     b) “En estos momentos históricos es necesario un grupo unido de inconformistas transformados. Nuestro planeta se balancea sobre la cuerda de la aniquilación atómica; las pasiones peligrosas del orgullo, el odio y el egoísmo se han entronizado en nuestras vidas; la verdad está postrada en las accidentadas colinas de los calvarios innominados; y los hombres rinden culto a los falsos dioses del nacionalismo y del materialismo. La salvación de nuestro mundo de la catástrofe llegará, no por la adaptación complaciente de la mayoría conformista, sino por la inadaptación creadora de una minoría inconformista.

     c) Debemos adoptar una decisión. ¿Continuaremos marcando el paso al son del conformismo y de la respetabilidad o, al escuchar el retumbo de un tambor más lejano, cambiaremos el paso? ¿Seguiremos sólo la música del tiempo o nos arriesgaremos, a pesar de las posibles críticas y burlas, a caminar según la música salvadora de la eternidad? Hoy nos desafían más que nunca las palabras de ayer: «Que no os conforméis a este siglo, sino que os transforméis por la renovación de la mente».

    El hecho de nuestro contexto actual, a fines 2020 y principios de 2021, con tiempos de confinamiento y reflexión o lectura, es un buen momento para retomar referentes que nos ayuden a superar circunstancias adversas y, tras un análisis social de la compleja realidad, ser inconformistas transformados con sentido de responsabilidad y solidaridad en el conjunto de la Comunidad Humana.

viernes, 8 de enero de 2021

LA MONARQUIA ESPAÑOLA EN LA CONSTITUCIÓN Y EXIGENCIAS DE ACTUALIDAD

                Desde finales de diciembre de 1978, España quedaba constituida como Estado social y democrático de Derecho (BOE nº 311.1, de 29/XII de 1978) propugnando como valores superiores del ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político. Y, aunque la soberanía nacional se reconoce que reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado, quedó establecido también que “la forma política del Estado Español es la Monarquía Parlamentaria” (ver art. 1º. 1. 2. y 3.).

                De hecho, de los diez Títulos que componen la Constitución Española (CE), tras el Título Primero (De los derechos y  deberes fundamentales), viene de inmediato el Título II (De la Corona).

                En la CE, artículo 56. 1. “El Rey es el Jefe del Estado, símbolo de su unidad y permanencia, arbitra y modera el funcionamiento regular de las instituciones, asume la más alta representación del Estado español en las relaciones internacionales, especialmente con las Naciones de su Comunidad histórica, y ejerce las funciones que le atribuyen expresamente la Constitución y las leyes”. El Rey, proclamado ante las Cortes Generales, presta juramento de desempeñar fielmente sus funciones, guardar y hacer guardar la Constitución y las leyes y respetar los derechos de los ciudadanos y de las Comunidades Autónomas (art. 61. 1.).

                ¿Qué corresponde al Rey? (ver art. 62):

  1. Sancionar y promulgar las leyes.

  2. Convocar y disolver las Cortes Generales y convocar elecciones en los términos previstos en la Constitución.

  3. Convocar a referéndum en los casos previstos en la Constitución.

  4. Proponer el candidato a Presidente del Gobierno y, en su caso, nombrarlo, así como poner fin a sus funciones en los términos previstos en la Constitución.

  5. Nombrar y separar a los miembros del Gobierno, a propuesta de su Presidente.

  6. Expedir los decretos acordados en el Consejo de Ministros, conferir los empleos civiles y militares y conceder honores y distinciones con arreglo a las leyes.

  7. Ser informado de los asuntos de Estado y presidir, a estos efectos, las sesiones del Consejo de Ministros, cuando lo estime oportuno, a petición del Presidente del Gobierno.

  8. El mando supremo de las Fuerzas Armadas.

  9. Ejercer el derecho de gracia con arreglo a la ley, que no podrá autorizar indultos generales.

  10. El Alto Patronazgo de las Reales Académicas.

                Corresponde, además, acreditar a los embajadores y otros representantes diplomáticos (art. 63. 1.); le corresponde manifestar el consentimiento del Estado para obligarse internacionalmente por medio de tratados, de conformidad con la Constitución y las leyes (art. 63. 2.); y, previa autorización de las Cortes Generales, declarar la guerra y hacer la paz (art. 63. 3.)

                Tras la lectura de este articulado, cabe expresar: ¡Menudas responsabilidades!

                 ¿Tiene sentido tal Jefatura del Estado en una Democracia Moderna, Estado de Derecho que debe garantizar la división de poderes entre el Parlamento, el Gobierno y el Poder Judicial? Sobre esta pregunta, el profesor constitucionalista Javier Pérez Royo viene a indicar que la única justificación que se puede dar a tal institución es histórica. En el Estado Constitucional, la separación entre la Jefatura del Estado y la Presidencia del Gobierno es una anomalía histórica.

                El manual de Javier Pérez Royo y Manuel Carrasco Durán, Curso de Derecho Constitucional, en su decimosexta edición (Marcial Pons, Madrid, 2018), tras dedicar la lección 21 a “La separación de poderes”, aborda en la lección 22 el tema de “La jefatura del Estado” (páginas 591 a 602), con los siguientes apartados:

  1. “La institución de la Jefatura del Estado”

  2. “La Corona. La sucesión hereditaria”, que contempla A) El orden de sucesión a la Corona; y B) La Regencia

  3. “El Monarca “Parlamentario”. Las funciones constitucionales del Rey”, desarrollando: A) La posición constitucional del Rey; B) Las funciones del Rey; C) Inviolabilidad y refrendo.

                La conclusión al apartado 1 es clara: “la institución de la jefatura del Estado es una institución irracional, explicable en el continente europeo exclusivamente por la circunstancia histórica de que el Estado Constitucional se formó a partir de la Monarquía Absoluta y nada más.” Por ello, quizás, la Jefatura del Estado se va difuminando cada vez más.

                Ahora bien… ¿Es factible la reforma constitucional? Factible lo es pero, al igual que la revisión total de la Constitución o las revisiones  que afecten al Título Preliminar, al  Título I, en su capítulo segundo, sección primera (De los derechos fundamentales y de las libertades públicas), o al Título II (De la Corona), se requiere la aprobación por mayoría de dos tercios de cada Cámara y la disolución inmediata de las Cortes (ver art. 168, 1 y los dos pasos siguientes 168, 2 y 168, 3).

                La complejidad del procedimiento diseñado en la CE implica otorgar una especial protección a la formación monárquica de nuestro Estado, dado que la soberanía popular así lo decidió en la época de la Transición de la Dictadura a la Democracia. Ahora bien, también es muy claro lo siguiente: son las Cortes Generales las que representan al pueblo español (ver Título III, De las Cortes Generales, art. 66).

                En definitiva, pues, el Título que reconoce al Rey como Jefe del Estado y símbolo de su unidad, así como sus atributos, tienen que ser considerados como honoríficos y no como atributos de poder real y efectivo. Por ello, tal vez, la inviolabilidad pasa a ser la consecuencia de una función desprovista de incidencia en el proceso político. Pues los actos de la persona del Rey  estarán siempre refrendados en la forma establecida en el art. 64, careciendo de validez sin dicho refrendo –salvo lo indicado en el art. 65 sobre administración y nombramiento de miembros civiles y militares de su Casa-.

               

                En el contexto global de la actualidad, con sus múltiples contradicciones y complejidades de Norte a Sur y del Este al Oeste –pasando por el Oriente Medio y por los recientes acontecimientos en Estado Unidos, calificados de “infamia americana”-, las potencialidades de transformación tendrían que producirse desde un cambio cultural importante desde la propia sociedad y sus fuerzas sociales. Las Dictaduras y la corrupción estructural, las carencias de transparencia en la gestión pública,  o los golpes de timón de tipo “fascista” o dictatorial, no son proclives al desarrollo jurídico y político de las democracias ni a la implantación de la Economía y la Tecno-Ciencia al servicio del Bien Común.

                Naturaleza, Persona, y Comunidad siguen siendo los núcleos de referencia no sólo para el desarrollo global solidario sino también para el desarrollo local sostenible de pueblos y naciones. Para lograrlo, es imprescindible conjugar igualdad y libertad, dignidad y solidaridad, sentido de una renovada ciudadanía intercultural, y un sentido de justicia y equidad al servicio siempre del Bien Común.